Volver al sitio

¿Qué es y cómo encontrar tu propósito personal? (parte 2)

En la primera entrega de este artículo dejé una pregunta sobre la mesa:

¿Por dónde continuar?

Puede que te pienses: “pero… si aún no he comenzado el camino hacia descubrir mi propósito personal, cómo es eso de ´¿por dónde continuar?´”. Si piensas que este es tu caso te invito a leer ¿Qué es y cómo encontrar tu propósito personal? (parte 1) para conocer cuando has comenzado esta búsqueda.

La respuesta a la pregunta es la primera de las componentes esenciales del propósito personal: continúa por ti mismo o ti misma y busca revelar tu verdadera identidad.

Es decir, el camino es trabajar y destilar tu experiencia personalísima a la pregunta: ¿Quién soy?

Por más que pienses que eres tu nombre, tu apellido, tu edad, tu género, tu titulación, tu profesión, la cantidad de hijos o hijas que tienes, tu patrimonio, etc., esa no es tu verdadera esencia ni tu real identidad.

El viaje hacia experimentar tu propia identidad (o tu verdadera esencia) nada tiene que ver con las etiquetas que utilizamos para diferenciarnos uno de otros, ni tampoco con personas o cosas que no seas tu mismo o tu misma (como un hijo, una pareja, un título o tu nombre).

Por supuesto que tus años vividos, tu experiencia y tu formación te hacen parte de quien eres. Eso es lo que nos hemos acostumbrado a decir de nosotros mismos y es algo que tu cerebro entiende perfectamente, pero no eres sólo eso.

Vale aclarar que nadie puede decirte quien eres. Por supuesto que quienes nos dedicamos a acompañar a personas a transitar su propio camino usamos metodologías concretas y somos hábiles manejando ciertos conocimientos pero… Nadie puede venderte esa respuesta y, si pudieses comprarla, te perderías lo más importante: vivir tu proceso y aprender en el camino.

Esto es comparable con querer llegar a un sitio sin haber viajado, querer nacer sin atravesar los nueve meses en la panza de tu madre, querer vivir sin estar constantemente soltando y tomando aire. Simplemente no es real, es artificial (como cuando te colocan un respirador artificial por no poder respirar por ti mismo o ti misma).

El viaje hacia tu verdadera identidad, se trata de indagar cuidadosamente, curiosear, hacer, moverte y exponerte a lo desconocido para ver qué actitudes, pensamientos, emociones y comportamientos si eres tu, y cuáles no.

El universo en el que vivimos está planteado de tal manera que cualquier persona puede tomar la decisión consciente de recorrer su camino hacia su propósito personal.

Esta es una particularidad que nos hermana y genera común unión entre todos nosotros como seres de la misma especie. No es algo sólo al alcance de unos pocos. Todos y cada uno de nosotros podemos descubrir y diseñar nuestro propósito personal. Lo que sucede es que no muchos tomamos la decisión consciente de recorrer el camino, y esto, es capítulo aparte.

Si sientes que estás viviendo para sobrevivir y no defines tu propósito personal te sugiero leer ¿Quieres empezar a cambiar tu vida? Este es el primer paso o escríbeme a hola@facundolozano.com para saber cómo puedo ayudarte mejor.

Si bien hay caminos concretos que aportan gran utilidad para entrar en contacto contigo como: los cuatro elementos de la naturaleza, el eneagrama, el calendario sagrado Tzolkin de los Mayas, el universo ontológico y otras “metodologías” (pongo esto entre comillas porque considero que son caminos a transitar más que herramientas que usar), eres la única persona que puede concluir sobre tu identidad usando tu propia vida para experimentar quién eres, qué te interesa, cuáles son tus sueños, cuál es tu historia, en qué eres único/a y original.

Para ello puedes pasar por el corazón preguntas cosas como:

  • ¿Cuál es tu anhelo o pulsión interior que tu corazón siempre ha querido?
  • ¿Quién te atreverías a ser si fueses libre de tus “no puedo”?
  • ¿Qué sueño pedirías hoy si supieras que todos los días podrás pedir uno? ¿Y mañana?

Al decidir "transitar tu proceso" es importante reconocer que estás caminando hacia ti, no hacia la expectativa que tienes de lo que vayas a encontrar en ti. Por eso digo que pases las preguntas por el corazón, no se contestan sólo desde el cerebro.

Gran parte de tomar la decisión de recorrer tu propio camino hacia lo desconocido y vivir el proceso tiene que ver con querer sentirte plenamente a nivel corporal, emocional, energético y a querer tener negociaciones (en el día a día) en paz entre tus propios intereses y fricciones mentales.

Cuando conoces quién eres, tu corazón sabe lo que tiene que hacer.

A partir de la decisión consciente de vivir tu proceso, ten claro que en el camino vas a descubrir tus dones, talentos y aficiones. Digo descubrir pues el don o el talento, que viene en forma de semilla, ya te ha sido entregado. No importan cuando, no importa quien te lo dió, ya lo tienes. Si quieres conocerte de verdad es condición necesaria que experimentes, juegues y te encuentres contigo.

Esto no es algo que hagas pensando, no es un tema mental, no es algo que debas “comprender” o “entender” a nivel lógico. Es algo que debes atravesar, vivir y la experiencia es intransferible.

Es decir, muchos pueden compartir su vivencia y experiencia personal contigo pero eso no reemplazará el vivir tu misma experiencia.

Tu decides cuando abrir esa puerta que solo se abre desde adentro y comenzar. Descansa en la tranquilidad que todo el universo tiene un sentido y una razón de ser, incluido e incluida tu. A partir de allí puedes descubrir qué cosas no sabes, cuáles son tus puntos ciegos, aprender de ellos, entrar en acción, arrojarte a la arena, tomar una decisión sabiendo que no tienes forma de saber si es buena, mala, correcta o incorrecta antes de que veas qué sucede luego que la tomes.

Esta vez no voy a dejar una pregunta sobre la mesa para concluir, me gustaría que releas el artículo y, si sientes que hay mucho por releer te invito a que vuelvas a la parte uno del mismo, dejo el link a continuación: ¿Qué es y cómo encontrar tu propósito personal? (parte 1)

Si bien apenas me he abocado a escribir sobre en la primera de las componentes esenciales, para seguir con las otras dos te recomiendo ir a ¿Qué es y cómo encontrar tu propósito personal? (parte 3). Si conoces alguien a quién este artículo pueda ayudar, compártelo por favor, le haces mucho bien. Y si tú misma o tú mismo quieres recibir las siguientes entregas en tu bandeja de entrada puedes suscribirte gratuitamente dejando tu correo electrónico acá abajo.

Espero disfrutes la lectura tanto como yo el compartir esto contigo.

Buena Vida,

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar