Volver al sitio

¿Qué actitudes son necesarias para vivir una vida con propósito?

Portia Nelson, actriz, compositora y autora estadounidense ha tenido un gran impacto en la vida de los seres humanos no sólo por su trabajo en cine y televisión.

Después de haber superado un cáncer de mama y luego de una mastectomía en 1973, escribió un libro que luego se encargó de convertirlo en musical de Broadway.

En ese libro había un poema que hoy quiero compartir contigo, se llama "Autobiografía en cinco capítulos cortos" y dice exactamente lo siguiente:

Camino por la calle.

Hay un agujero enorme en la acera.

Me caigo dentro.

Estoy perdida… sin esperanza.

No es culpa mía.

Tardo una eternidad en salir.

Camino por la misma calle.

Hay un agujero enorme en la acera.

Hago como que no lo veo.

Vuelvo a caerme dentro.

No puedo creer que vuelva a estar en el mismo sitio.

Pero no es culpa mía.

Aún así, tardo una eternidad en salir.

Camino por la misma calle.

Hay un agujero enorme en la acera.

Hago como que no lo veo.

Vuelvo a caerme dentro.

No puedo creer que vuelva a estar en el mismo sitio.

Pero no es culpa mía.

Aún así, tardo una eternidad en salir.

Camino por la misma calle.

Hay un agujero enorme en la acera.

Lo rodeo.

Camino por una calle distinta.

¿Qué reflexiones te despierta este poema? ¿Piensas que estás muy cerca o muy lejos de actuar a favor de la felicidad en tu vida?

En el mundo adulto, el ser aprendices no está muy bien visto… Lo que está muy bien visto es saber, no aprender.

Lamentable o afortunadamente el saber requiere proceso, y ese proceso requiere tiempo para experimentar y pasar por el cuerpo lo nuevo, lo que estamos aprendiendo y necesitamos incorporar para vivir una vida plena, feliz y con propósito.

A veces nos pasamos el día jugando al “supéralo”. Seguro que lo has jugado pero no te das cuenta. Vamos a ver, si estuviste en un debate o discusión sobre quién tenía mejores soluciones para un problema determinado estuviste jugando a superar la respuesta del otro. Si estuviste convenciendo a alguien para que crea en tus fundamentos y olvide los suyos estuviste jugando al supéralo.

Por pasarnos jugando a este juego nos hemos olvidado a conectar con nosotros mismos, con lo que nos rodea y con los demás. En la era en la que vivimos necesitamos dejar de competir para empezar a cooperar y colaborar para concebir nuevos modos de vivir en sociedad.

Apuesto que tu tienes una idea de cómo “debería” ser el mundo. La noticia es que todos la tenemos y cómo no seamos capaces de soltarla, conversar y aceptar nuevos acuerdos, no vamos de dejar de jugar a querer superar a quién tenemos al lado. O, como dice Portia Nelson, no vamos a tomar la responsabilidad de nuestras emociones, pensamientos y acciones para elegir simplemente cambiar de calle al caminar.

Si este artículo te parece interesante te propongo dos cosas, la primera es que vayas a para profundizar sobre cómo cambiar de calle en Ideas para ser felices en la era digital: Niveles de consciencia. La segunda es que compartas este artículo con quienes pienses que les haría bien leerlo.

También puedes dejar tu dirección de correo aquí debajo y recibir todas las semanas contenido de valor y entrevistas a profesionales que lograron vivir de lo que aman directamente en tu bandeja de entrada.

Buena Vida,

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar