Volver al sitio

¿Cuál de todos estos fantasmas está impidiendo tu crecimiento?

El aprendizaje, tal como conversamos en No te han enseñado a aprender, un secreto que cambiará tus resultados, es un proceso interno y personal que tiene como efecto el modificar la estructura mental, corporal y emocional de un ser humano.

De esta manera se explica que ante la misma experiencia “aparentemente” de aprendizaje, dos personas elijan tomar cursos de acción diferentes. Uno puede elegir transformarse -más bien permitir transformarse- y otra puede simplemente no abrirse al aprendizaje y no permitir que la experiencia la atraviese.

La diferencia, en cada caso, es la actitud interior. Si pudieras mirarte al espejo y preguntarte por un momento, ¿Desde qué actitud vives tu?

Responder esta pregunta antes de continuar no sólo te dará un baño de realidad sobre ti mismo o ti misma, también es el primer paso para conocer un poco más a fondo qué te puede estar trabando, bloqueando o limitando el aprendizaje.

A continuación quiero presentar una lista de lo que conocemos como enemigos del aprendizaje. Los mismos pueden estar presentes en cada uno de nosotros en diferente proporción y actuar de particular manera a la hora de enfrentarse ante tal o cual experiencia.

Algunos enemigos son:

  • Tener pereza

  • Juzgar todo lo que sucede a tu alrededor

  • Falta de humildad o exceso de soberbia

  • Querer tenerlo todo claro todo el tiempo

  • El “no tengo tiempo”

  • Incapacidad de aceptar decir “no sé”

  • Ausencia de un espacio emocional acorde al aprendizaje

  • No permitir que otro sea mi “maestro” o “maestra”

  • Adicción a querer saberlo todo y tener las respuestas “correctas”

  • Confundir saber con tener información

  • Desconfianza

  • Excluir el cuerpo del proceso de aprendizaje

Muchas veces nos hace más daño lo que pensamos que sabemos y no es cierto, que lo que desconocemos. El pensar que “ya lo sabes” cuando no estás lo suficientemente actualizado o actualizada puede resultar dañino para tus resultados en el ámbito de lo profesional, lo personal, lo social e incluso lo financiero.

Tener miedo a soltar ciertas “seguridades” para tomar otras es algo que hemos aprendido de nuestras generaciones predecesoras. Anteriormente nos tirábamos una gran cantidad de años estudiando intensivamente para dedicarnos el resto de nuestra vida a aplicarlo una y otra vez en un empleo tradicional. La era de la conectividad, el conocimiento y la consciencia demandan una apertura constante para actualizar no sólo la información que nos nutre para tomar decisiones, sino el transformarnos a nosotros mismos a nivel mental y emocional para disponernos a una actitud interior de aprendices permanentes.

Sí, así como lees, en el mundo de hoy conviene aprender más despacio pero continuamente durante toda nuestra vida que invertir intensivamente unos pocos años de nuestra vida en una carrera universitaria o de especialización y listo.

¿Qué diferencia hace en tu vida que encuentres tus enemigos del aprendizaje?

La diferencia entre haber encontrado tu enemigo o tus enemigos del aprendizaje y no haberlos encontrado reside en la posibilidad de acción que tienes a partir de ahora. Piensa por un momento, cuando estás en un lugar nuevo, uno que no conoces como un museo por ejemplo, en la entrada te entregan un mapa que indica que hay en cada sala, pero además ese mapa dice -generalmente con un punto o una equis- “usted está aquí”.

La ventaja de saber dónde estamos parados no parece ser relevante en un primer momento, pero si no sabemos dónde estamos y no sabemos desde dónde partimos, no tenemos posibilidad de saber cuánto nos falta para llegar a dónde queremos estar.

Puede que resulte útil releer el párrafo anterior y darte un tiempo para reflexionar... Por más sutil que parezca la diferencia, saber dónde estás parado/a en tu vida equivale a conocerte verdaderamente a vos mismo o vos misma. Saber cuál es tu enemigo del aprendizaje, ese que puede tener efecto kryptonita en tu vida y anula tu verdadero potencial, forma parte de mirarte de otra manera, de aprender de vos para convivir mejor, más plenamente y ser tu aliada o tu aliado, y dejar de jugar en contra tuyo.

A veces conocemos tanto nuestros defectos y errores que sabemos como castigarnos, hablarnos mal, privarnos de algo mejor e incluso boicotear nuestras propias metas en lo profesional, en lo social y en lo personal. Esta conducta destructiva no te hace más humilde, no te acerca a la felicidad y no te permite edificarte. Más allá que te veas “entero” o “entera” por fuera, puede que por dentro todos los pedacitos de quien eres estén en el piso y totalmente desarmados.

Sólo cuando tomamos plena consciencia de quiénes somos y dónde estamos, nuestras acciones hacia aquello que queremos lograr empiezan a ser mucho más conscientes, efectivas, simples, sin tanto esfuerzo y con más fluidez.

Pero esto es una tarea como comer o ir al baño, nadie puede hacerlo por ti. El autoconocimiento y la transformación personal es de esas actividades “no delegables” de nuestra vida.

Para acompañarte en este proceso te dejo el siguiente ejercicio: supongamos que el genio de la lámpara aparece en tu casa y te dice, de manera certera y asegurada, que te quedan 5 años de vida, ¿A qué causas dedicarías tu tiempo? ¿Cómo sería el mundo en 5 años si todas las personas imitamos y seguimos tu ejemplo?

El ejercicio anterior tiene la misión de que puedas reflexionar y conocer un poco más sobre tus propios aprendizajes y deseo internos. Pero… ¿Qué puede pasar a partir de ahora?

Si bien es algo que únicamente decides tú, no voy a dejar de preguntártelo. Si has tomando un momento de reflexión e introspección para conocer cuál es tu mayor enemigo del aprendizaje (o cuáles son, dependiente tu caso), cae de maduro preguntar ¿Qué vas a hacer ahora con eso?

La diferencia entre hacer algo y no hacerlo es algo que vos mismo/a y el mundo van a agradecerte por haber pasado por esta tierra. Nadie mejor que tú para saber cuáles son tus sueños, deseos y enemigos que no te permiten aprender lo que sea necesario para vivir la vida que sueñas.

Si sientes que es tu momento y deseas realizar tu propio proceso de desarrollo personal para construir un proyecto profesional en torno a tu vocación puedo acompañarte para construir una vida con propósito a través de sesiones individuales, puedes enviarme un correo a hola@facundolozano.com para consultar por “sesiones”.

Deseo hayas disfrutado llegar hasta aquí tanto como yo, muchas gracias por interpretar y darle sentido a mis palabras.

Buena Vida,

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar