Volver al sitio

¿Cómo rendir mejor y abstraerse del entorno?

Dave Alred es un coach de clase mundial. Doctor en Desempeño bajo Presión por la Universidad de Loughborough y miembro del salón de la fama del coaching británico, ha trabajado con deportistas de élite como Jonny Wilkinson y Johnny Sexton.

En su célebre libro “El principio de la presión”, nos conduce por una serie de pasos para mejorar nuestro desempeño, y que nuestra performance no se vea afectada por entornos y momentos de presión e incertidumbre.

El mundo en el que hoy vivimos se parece mucho a ese entorno de incertidumbre y presión constante. Los parámetros de lo que “funcionó” con éxito en el siglo XX no son los mismos que hacen que las cosas “funcionen” con éxito en este siglo y los cambios en automatización a nivel mundial va a aumentar aún más la velocidad con la que estos cambios suceden.

En la entrega de hoy me gustaría rescatar dos ideas clave que podemos llevar a nuestra vida para gestionarnos y hacer que nuestro propio rendimiento sea tremendamente efectivo.

Esto aplica para vos tanto si estás emprendiendo, trabajando en relación de dependencia o aprendiendo algo nuevo en tu vida y te ha sacado (de una manera u otra) de tu zona conocida.

Primera idea

“Así como nuestro ojo mira, nuestro oído oye y nuestra piel siente,

nuestro cerebro piensa”

Intentar no pensar es una tarea extremadamente improductiva… Nuestro cerebro piensa pues esa es su tarea. Pero no todos nuestros pensamientos nos llevan a actuar con efectividad.

Es mucho más sencillo re-encuadrar, es decir re-encauzar nuestros pensamientos que no pensar. Es como utilizar el mismo principio que Arquímedes descubrió al gritar “Eureka!!”, pero desde lo mental.

Es decir, en vez de no pensar, piensa e interpreta los hechos de forma que te sean útiles para las acciones que quieres realizar sin cambiar los hechos en sí mismos. De esta forma tu pensamiento “productivo” captará la atención de tu cerebro e instantáneamente tu pensamiento “negativo” dejará de tener su espacio.

Es sencillo de comprender, el truco reside en que tu pensamiento productivo reemplace en tu cerebro a tu pensamiento negativo. Vamos con un ejemplo concreto:

  • Hecho: Dar una presentación frente a un posible inversor para tu proyecto.
  • Pensamiento negativo: no tengo experiencia, no lo he hecho nunca y estoy asustado por el resultado.
  • Pensamiento productivo: puedo aprovechar esta oportunidad para comenzar a entrenar mi oratoria en público.

El mismo ejemplo aplica si sos universitario o universitaria y tienes que rendir un examen, o te encuentras en una situación "bajo presión". Te será muy útil aprender esta técnica dado que tal vez en tu carrera rindas más de un examen de manera oral, y en tu vida profesional debas dar presentaciones frente a inversores, jefes y clientes más de una vez.

También podemos tomar la misma situación si estás comenzando a emprender o quieres lanzar tu propio proyecto. Al menos al principio, algo de lo que ninguna madre estaría orgullosa pero que no puedes delegar si eres emprendedor, es el acto de vender.

Más allá que las ventas al público no sea algo que hagas en tu quehacer diario, si no eres capaz de vender una visión a tu equipo no tendrán a quién seguir. Si no eres capaz de vender una promesa a un cliente puede que no te contrate como proveedor.

Nadie dijo que esto sería fácil de lograr, sólo dije que era “sencillo”. Como hablaremos en "¿Cómo encauzar tu pasión y vivir de ello?", sencillo y fácil no son lo mismo, sencillo (de pocas partes, escasos pasos o variables) es opuesto a complejo (muchas partes, piezas o variables), no a difícil.

Tener un hijo no es fácil y la gente lo sigue haciendo, comprometerte en una relación y contraer matrimonio no es fácil y la gente lo sigue haciendo. Entonces, como diría Tim Ferris, toma decisiones fáciles y tendrás una vida difícil o bien toma decisiones difíciles y tendrás una vida fácil.

Segunda idea

“Tener mantras que simplifiquen y encaucen tus actividades diarias

es extremadamente útil en situaciones de presión”

¿Qué es un mantra y cómo se usa?

Un mantra es una o varias frases cortas que resultan muy fáciles de recordar, se anclan en nuestro pensamiento y llevan a nuestro cerebro a enfocarse en lo necesario en momentos de confusión, estrés o presión.

Hace un tiempo conocí un conferencista profesional y me dijo “mi mantra es el siguiente: mira al público, respira, sonríe, habla”. De esta manera este conferencista disciplinaba su mente con un orden sencillo de acciones a las cuales volvía si se presentaba alguna distracción.

Un ejemplo del mundo del deporte fue el que Dave utilizó cuando entrenaba al seleccionado inglés de rugby. Para ayudar a los jugadores a establecer el ABC mental de sus tareas elementales utilizó la siguiente situación de partido: los jugadores empezaban a perder de vista al rival y no miraban lo que tenían en frente al estar bajo presión, entonces el mantra era “postes, líneas de touch, postes”.

Esto permitía que su mente los lleve siempre a ver a quién tienen enfrente antes de atacar, defender, correr o hacer lo que correspondía hacer durante el tiempo de juego.

Por supuesto, un mantra es algo que entrenas, repites e incorporas hasta tenerlo “tatuado” en tu esquema de pensamiento (es por eso que debe ser extremadamente simple).

¿Cómo armar un mantra?

Primero piensa situaciones en las cuáles necesites uno, puede ser cuando estés por rendir un examen oral, cuando tengas que presentar el informe de los lunes, cuando tengas que dar esa “mala noticia”.

Luego puedes pensar en verbos (acciones concretas) o bien elementos que necesites manipular en ese momento. En el ejemplo deportivo el mantra era delimitado por partes del campo de juego, en el ejemplo del orador era pautado por acciones.

Por último, debes redactarlo y comenzar a entrenarlo cuanto antes. Es bueno ir aplicándolo en situaciones de menor estrés y poco a poco usarlo antes de iniciar aquella acción para la cual lo necesitas.

Si este artículo te fue útil recomiendo vayas a ¿Estamos predestinados o aún podemos conducir nuestra vida? La triada del desarrollo personal para profundizar sobre tu crecimiento y desarrollo personal.

También si quieres recibir contenido de valor todas las semanas en tu bandeja de correo puedes dejar tu correo aquí abajo y empezaremos a estar en contacto.

¿Tienes comentarios o preguntas? Me gustaría leerte acá abajo. Gracias por darle sentido a mis palabras.

Buena Vida,

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar