Volver al sitio

¿Cómo identificar los estímulos que me ayudan a crecer?

Nuestra atención es completamente limitada. Investigaciones en el campo de la biología, la neurociencia y la antropología han dado con una nueva mirada de lo que conocemos como “la realidad”.

Todo aquello que percibimos, internalizamos y construimos en nuestros cerebros está filtrado por nuestros sentidos.

Claro que hay algo allá afuera que es completamente “objetivo”, sólo que como humanos, no estamos biológicamente diseñados para acceder a ello si no es a través de nuestros sentidos, o por decirlo de otra manera, de nuestros filtros.

Así es, nuestros sentidos nos permiten “interpretar” la realidad, pero no podemos reproducirla tal cual sucede sin intervenir en ella.

Pero… ¿Cómo construimos nuestra propia realidad? Veamos un ejercicio concreto para experimentar esto:

Levanta por un momento la vista, te pido que des una vuelta de 360 grados sobre ti mismo procurando observar y contar todos los objetos de color rojo. Te invito a abandonar por un momento la lectura y continuar una vez que realices el giro.

¿Ya está?

Bueno… ahora responde:

¿Cuántos objetos de color azul encontraste?

Es lógico que pienses “¿Es chiste cierto?”, y déjame contarte de qué va este chiste. Esto mismo es lo que hacemos todo el tiempo para construir nuestra realidad: sólo vemos lo que hemos decidido distinguir.

La clave reside en que esta decisión sobre “qué distinguir” no siempre es consciente. Es decir, no siempre eres tú el que elige. Por ejemplo, si en tu casa todo el día se mira el canal de noticias tu cerebro está escuchando y percibiendo lo que ahí se reproduce, entonces cuando camines por la calle, te transportes en un coche o simplemente estés navegando en tus redes sociales vas a estar preparado y listo para percibir, por decirlo de alguna manera, lo que tenga ese “color”.

De la misma forma si siempre te encuentras en determinado tipo de conversaciones, tu cerebro a través de la atención selectiva tomará esas conversaciones del entorno y las hará fácilmente distinguible en todos los ambientes en los que te muevas.

Entonces acá llegamos al primer punto importante en esto de los estímulos que te ayudan a crecer: debemos elegirlos de manera consciente.

Puede que estés pensado “¿Y por dónde empiezo?”. Mi recomendación es que empieces haciendo algunas cosas en relación a vos mismo o vos misma, y otras en relación con los demás. Dicho de otra forma, toma acción desde dos perspectivas, la personal y el entorno que te rodea.

Si bien no profundizaré cuáles son las condiciones del entorno que te son útiles, recomiendo vayas a La era del conocimiento requiere un nuevo despertar y a Cambia tu entorno = Cambiar tu vida para conocer más sobre esto.

Hoy nos centraremos en el aspecto personal de ti mismo o ti misma. Una de las primeras preguntas que sirve para empezar a identificar los estímulos que te ayudan a crecer es saber, a grandes rasgos, qué es crecer para tí, hacia dónde quieres crecer o cuál es tu norte.

¿Para qué tener claro esto? Los estímulos suman o restan, favorecen o impiden algo, pero nunca son neutros. Influyen en nuestros pensamientos, sentimientos, emociones, decisiones, acciones y resultados.

El constante ruido externo en el que estamos inmersos puede aumentar el ruido interno e interferir con nuestra propia claridad interior. Por ejemplo, si tienes más compromisos que los que quisieras tener eso será un obstáculo entre dónde estás hoy y donde quieres estar mañana.

También es bueno saber que, si no tienes idea hacia dónde ir puedes empezar con preguntas que encontré al escuchar el podcast Aprender de Grandes de Gerry Garbulski (que, dicho sea de paso, recomiendo fuertemente):

  • ¿Qué te interesa?

  • ¿Qué te llamó la atención en las últimas 48 horas?

  • ¿Qué sueño pedirías hoy si supieras que todos los días podrás pedir uno?

  • ¿De qué harías un video de youtube?

  • ¿Qué te atreverías a hacer para que tus nietos sientan orgullo de vos?

El verdadero viaje comienza cuando elegimos de manera consciente y previa a qué prestarle nuestra atención y darle nuestro tiempo.

Para finalizar déjame preguntarte ¿Eres feliz con tu vida de hoy? Puedes escribir acá abajo en los comentarios qué te pareció esta entrega y si no eres del todo feliz con la vida que tienes te sugiero bucees por el contenido de este blog o bien me escribas personalmente a hola@facundolozano.com.

Buena Vida,

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar