Volver al sitio

Cambia tu entorno = Cambia tu vida (parte 2)

Puede que hayas llegado aquí luego de leer la primera parte del artículo Cambia tu entorno = Cambia tu vida (parte 1) pero, si no es así, te invito que leas la parte 1 de este artículo para que, lo que compartiremos a continuación tenga mayor sentido para ti.

El primer sistema en el cual estamos inmersos y, según mi perspectiva, tiene sentido cultivar, alimentar y re-diseñar, es el de uno mismo.

Sí, así como lees, eres el primer sistema del cual formas parte y, aunque ya lo sepas, permíteme recordarte que vivirás contigo lo que dure tu paseo por este planeta.

El sistema que lleva por nombre propio tu nombre y apellido, tiene una historia de vida, una manera de mirar la realidad (ni correcta, ni incorrecta, ni buena, ni mala, sólo tu manera), una forma de expresarse, unos gustos determinados, creencias, inquietudes y paradigmas que rigen tu comportamiento, valores (los hayas elegido o te los hayan impuesto) desde los cuales edificas tu vida personal, profesional, social, etc.

Si bien no hay recetas únicas ni infalibles, y a su vez, hay tantas formas de hacerlo como personas vivamos en este mundo, cualquier camino que contribuya al descubrimiento de tus creencias, valores, inquietudes, paradigmas y formas de ser implica cambiar tu sistema actual.

Aquí tienes dos opciones, o miras desentendidamente hacia afuera o miras buscando entender qué sucede adentro. Sea como sea, la elección es tuya.

De hecho la elección es tan tuya que ninguna persona ni ninguna experiencia tiene la capacidad de hacerte cambiar. Dicho de otra forma, para cambiar es necesario querer hacerlo.

Si bien las experiencias que nos suceden son llamados a abrir la puerta del cambio, el cambio se produce cuando abres una puerta que sólo tiene apertura desde dentro, y por más fuerte que golpeen a tu puerta nadie puede manejar tu libertad interior.

El paso número 1 que podemos dar para implementar esta idea en nuestra vida es entrar en contacto contigo mismo y procesar las ideas que hasta aquí hemos venido compartiendo.

Para ello te dejo un ejercicio que me ha sido de suma utilidad para comenzar a entender mi propio sistema:

  • ¿Qué es para ti la vida?
  • ¿Qué entiendes por ser feliz?
  • ¿Cuál es tu idea de éxito?

Siendo conscientes que también hay personas que han pasado por esta tierra sin hacerse estas preguntas y, entendiendo que para cambiar es necesario querer hacerlo y creer que puedes hacerlo, comparto las preguntas como invitación a que explores el universo personal que vive, ha vivido y vivirá contigo.

Así como Nelson Mandela pasó 27 años en prisión y tuvo el tiempo suficiente para reinterpretar su historia, son muchos los líderes y las personas han logrado comprender mejor su historia y darle un giro inesperado a sus vidas pasando más tiempo consigo mismas en silencio.

Entonces… ¿Hasta qué punto las experiencias nos transforman? O también vale preguntarse ¿Cómo podemos utilizar estas ideas a nuestro favor y aumentar las probabilidades de lograr lo que nos proponemos?

El paso número 2 que podemos dar para implementar estas ideas en nuestra vida, además de responder las preguntas del ejercicio número 1, es: elegir de manera consciente con quienes pasamos la mayor cantidad de nuestro tiempo.

  • Para hacer éste ejercicio es necesario que definas los roles en los que te encuentras en tu vida y luego que elijas de manera consciente con quienes compartirlo.

  • Cuando hablamos de identificar los roles en los que te encuentras día a día proponemos realizar una lista de los mismos. Un ejemplo puede ser el de ser padre, hijo, hermano, amigo, empleado, inversor, emprendedor, etc.

Sea cual sea los roles en los que te encuentres, tanto en tu vida personal, social como profesional, debes tenerlos a todos identificados.

  • La segunda parte de este ejercicio es preguntarte ¿Quienes quieres que te potencien?

Aquí la invitación es hacer una lista de personas y grupos de personas con las que quieras compartir tu tiempo al estar en cada uno de los roles que ejerces.

Por ejemplo, si quieres pasar un buen momento es natural que te reúnas con amigos y familiares a compartir una comida o bebida. Si eres estudiante y deseas mejorar tus calificaciones, estudiar con quienes ya tienen los resultados que deseas obtener será más productivo que hacerlo solo.

Mandela, una persona que entendía muy bien este concepto, al ser elegido como presidente de Sudáfrica, llegó a su despacho el primer día de trabajo y observó que todos los administrativos (que trabajaban en el gobierno anteriormente a su elección) estaban guardando sus pertenencias y se disponían a retirarse de su puesto.

En ese momento decidió reunirlos a todos en una sala y les dijo algo como: “Señores y Señoras, si bien yo tengo las ideas de hacia dónde quiero que vaya éste país, no podré hacerlo sin su ayuda. Ustedes tienen la experiencia y conocer la forma de manejar este barco. No se retiren, éste país necesita de ustedes. De todas formas para quién decida irse, las puertas están abiertas”.

Si bien los años de prisión parecen haber templado el carácter y la personalidad del líder sudafricano, no todos necesitamos pasar tanto tiempo solos y encerrados en la cárcel para elegir conscientemente de quienes rodearnos en nuestra vida.

El paso número 3 consiste en elegir a qué experiencias e información exponernos en los próximos 30, 60 y 90 días.

  • En este paso es necesario que potencies tu lado más creativo y, elijas lo que elijas, no te cuestiones si está “bien” o “mal”.

A continuación mencionaré una listas de experiencias que, en lo personal, han sido de suma utilidad para cambiar mi vida.

  • Participar en actividades de voluntariado e impacto social.
  • Vivir por un tiempo en un lugar diferente al cual naciste.
  • Emprender un negocio en tus ratos libres.​
  • Viajar.​
  • Transitar procesos de coaching personal.
  • Realizar deportes en equipo.
  • Trabajar con personas de otras culturas e incluso en un idioma distinto al tuyo.
  • Frecuentar y salir con grupos de personas que habitualmente no frecuentas.
  • Tomar cursos de temas variados y aprender sobre cosas que no conoces.
  • Hacer teatro, yoga, meditar o realizar actividades al aire libre.
  • Leer de temas diversos a los que sueles leer.

Si bien este artículo tiene ideas y pasos sumamente prácticos que buscar acompañarte en el proceso de potenciar tu cambio, puedes escribir a hola@facundolozano.com si quieres que te ponga en contacto con algunas de éstas experiencia en latinoamérica.

Por otro lado cabe mencionar que ésta es la primer entrega de la Teoría de Sistemas aplicada a cambiar nuestro entorno y nuestra vida. La misma, tiene otras máximas que puedes aplicar en cualquier ámbito de tu vida.

Gracias por llegar hasta aquí. Espero que hayas disfrutado tanto la lectura como yo la escritura. Te leo en comentarios.

Buena Vida,

Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar